VENTAJAS DE AFRONTAR LA VEJEZ CON UNA ACTITUD POSITIVA

Es cierto que la vejez puede estar relacionada con la aparición de algunos problemas de salud o la pérdida de ciertas capacidades. No obstante, nada de esto tiene por qué suponer una limitación cuando los cambios se abordan de la manera adecuada.

LOS JUBILADOS OPINAN SOBRE LA SITUACION ACTUAL DEL PAMI,9/2/99

El modo idóneo de enfrentarse a la tercera edad y al comienzo de esta nueva etapa es envejecer a través del optimismo y la actitud positiva. Es necesario derribar los argumentos edadistas, los tópicos y los mitos que rodean a esta etapa de la vida para disfrutar con tranquilidad de las grandes ventajas de estos años:

  • Disminución de los niveles de estrés
  • Mayores habilidades sociales
  • Menores responsabilidades y más tiempo libre
  • Fortalecimiento de las relaciones de pareja
  • Actitud más reflexiva y empática

 

La actitud está estrechamente relacionada con el estado físico y mental y es por eso que pensar en positivo:

  • Aumenta la calidad y la esperanza de vida.
  • Mejora la respuesta del sistema inmunológico.
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, demencia o Alzheimer.
  • Mantiene el cuerpo y la mente en activo por más tiempo.
  • Eleva la autoestima, el estado anímico y la autoconfianza.

 

Mantener esta mentalidad positiva te permitirá envejecer de un modo mucho más saludable y provechoso.


Envejecer manteniendo la mente abierta

Ser mayor tampoco es sinónimo de no estar abierto a hacer y experimentar cosas nuevas. De hecho, todo lo contrario. Probablemente, debido al trabajo, los estudios cuando eras joven y las obligaciones familiares, nunca has tenido demasiado tiempo para dedicarle a lo que realmente te gusta o de atreverte a probar algo en concreto. ¡Ahora tienes la oportunidad!

 

Las emociones positivas aumentan la calidad de vida en la vejez
Ayudan a superar el estrés, aumentan la salud física y mejoran la capacidad de atención, entre otras ventajas

Las emociones positivas son un potente antídoto contra el estrés, el dolor y la enfermedad en la vejez. Pero las ventajas de esta actitud no alcanzan sólo a los ancianos, porque además se ha constatado que este tipo de emociones ayudan también a superar el estrés, aumentan nuestra salud física e incluso mejoran nuestra capacidad de concentración y de reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.