COCINA PROPIA:

En unas modernas cocinas en nuestros centros y con los adelantos tecnológicos en cocción y conservación de nutrientes, se cocinan los alimentos diariamente, siendo una “cocina de mercado” con gran diversidad de menús y dietas específicas, adaptandose a la necesidad de cada persona.

Todo el personal altamente profesional y cualificado, se esmera a diario para que el Residente tenga su dieta y régimen a punto en los comedores del centro, tanto para el desayuno, comida, merienda, cena y resopón.

INVIERNO_MENU

Nuestros menús de otoño-invierno.

La alimentación juega un papel esencial en el bienestar y salud de los adultos mayores.

En la medida que vamos envejeciendo necesitamos consumir una alimentación adaptada a las necesidades del organismo en dicha etapa.

Lo cual, equivale a consumir alimentos más blandos, debido a la pérdida de piezas dentales, con texturas preferiblemente suaves como purés, caldos, cremas, o compota casera de frutas sin azúcar añadido.

Además debe ser una alimentación muy nutritiva, rica en alimentos naturales, como verduras y frutas, todo lo cual aporta gran cantidad de nutrientes esenciales para mantener una buena remineralización ósea y aporta antioxidantes.

Estos últimos son estupendos protectores en patologías relacionadas con el corazón, la circulación y el envejecimiento celular.

VERANO-MENU

Nuestros menús  primavera verano.

Personalizamos el menú con alimentos típicos de la zona y de proximidad de cada residencia.

También en las fechas especiales y señaladas por calendario como fiestas tradicionales, se elaboran diferentes menús especiales típicos de cada región y festividad, dando rienda suelta a la creatividad de nuestros cocineros.

No debemos tampoco olvidar la importancia del consumo adecuado de proteínas de calidad.

Su principal función es brindar todos aquellos aminoácidos que contribuyan a fortalecer los músculos, ligamentos y a nutrir la piel mejorando por tanto la fuerza, flexibilidad, vitalidad y la mejora de la calidad cutánea.

De este modo, redensifica la piel y reduce las arrugas, además de que participan en la formación de los anticuerpos para mejorar las defensas naturales del organismo.